Inauguración: El laberinto vertical. Karina Chechik – MARQ

Charla: Lanzamientos 2018 y novedades fv-ferrum
31 agosto, 2018
Inauguración muestra “Vértigo Horizontal”
4 septiembre, 2018

El Museo de Arquitectura y Diseño (Marq) de la Sociedad Central de Arquitectos invita a participar de la inauguración de la exposición “El laberinto vertical”, de Karina Chechik, con la curaduría de Rodrigo Alonso. La exposición se podrá visitar hasta el 30 de septiembre, de martes a domingo en el horario de 13 a 20 horas.

 

CRONOGRAMA

  • Día: Martes 4 de septiembre
  • Hora: 19 hs
  • Lugar: Av. del Libertador 999 (esquina Av. Callao), C.A.B.A.

 

La exposición El laberinto vertical, que presenta Karina Chechik, está basada en una idea del profesor Antonio Fernández Ferrer, catedrático de la Universidad de Alcalá de Henares y surge del deseo de homenajear a dos grandes personalidades: el escritor argentino Jorge Luis Borges, autor de los más famosos laberintos literarios, y el editor italiano Franco María Ricci, quien en sus 80 años de incesante actividad cultural también construyó un magnífico laberinto de bambú en la localidad de Fontanellato (Parma)

Borges y Ricci se han encontrado en diferentes oportunidades. Hoy lo hacen nuevamente a través de la obra de Karina Chechik, quien aborda la imagen del laberinto como punto de contacto con dos personalidades potentes e inspiradoras, que, además, condensan las bondades culturales de sus dos patrias. En efecto, en los últimos años, Chechik se viene desplazando incesantemente entre la Argentina e Italia. A partir de frases del primero, y de imágenes capturadas en la edificación del segundo, Karina Chechik erige un universo imaginario que combina la pintura, la fotografía, la instalación y el audiovisual.

Las pinturas de Chechik recurren a la contemplación para agudizar la intensidad del tiempo. Matizan las variaciones de color mediante veladuras que acentúan la calma. La estructura formal cobra relevancia y hay prácticamente una expurgación de todo elemento narrativo, a excepción de algunas frases que aparecen cada tanto, a la manera de contrapunto literario. La fotografía, que fuera la herramienta de su investigación primaria, subyace en las telas y se cuela en un video que busca transmitir las atmósferas visuales y sonoras del intrigante laberinto italiano.

En la instalación central, ubicada en el espacio de las escaleras, Chechik realiza una operación crítica perspicaz y desafiante al proyectar su laberinto en la altura y romper con el tradicional modelo horizontal. Y al multiplicar los estímulos sensoriales, al integrar espacio, tiempo, experiencia, ascensión, luz, movimiento y sonido, expande los campos en los cuales es posible perderse. Erige un laberinto de laberintos. Explora una complejidad que la sumerge en la imaginación borgeana, evitando quedar atrapada en la seductora imagen pictórico-fotográfica.

MÁS INFORMACIÓN